Posteado por: Administrador | 30 marzo 2014

Tiempo Devocional con Contexto, Lucas 5:1-11


TD_    29 Marzo 2014

Lucas  5:1- 11

Verso Clave: “Y respondiendo Simón, le dijo: Maestro, habiendo trabajado toda la noche, nada hemos tomado; mas en tu palabra echaré la red.”

Lectura del Pasaje:

La pesca milagrosa

(Mt. 4.18-22; Mr. 1.16-20)

5  Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Dios.

2 Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes.

3 Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud.

4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.

5 Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.

6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.

7 Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.

8 Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.

9 Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él,

10 y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.

11 Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.

MEDITACIÓN

Este es un pasaje muy especial de la escritura, porque aquí es cuando los primeros discípulos de Jesús aceptan el llamado de Cristo.  Primero que nada, decir que eran  galileos, es decir, pertenecían a una clase social de baja educación y bajo nivel económico, ellos tenían un conocimiento y una formación limitada, quizás por otra parte del pueblo eran estigmatizados  y rechazados, como  ocurre en el clasismo.   Esto va en línea con  “1 Corintios 1:27

Reina-Valera 1960 (RVR1960) 27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte”, a Dios le gusta demostrar su poder  y remarcarlo  en quienes o en cosas  de tal manera que nadie pueda decir que fue por el mérito  o capacidades propias de una persona, así  se  ve mejor la gloria de Dios.

Aquí Jesús les desafía a luchar con perseverancia. Pedro y sus amigos estuvieron todo el día pescando y no lograron nada, ya estaban cansados y agotados, con sueño y sólo querían dormir. Pero Jesús los desafía a ir a pescar nuevamente y Pedro en la palabra de Jesús hecha su red y tiene una gran pesca. Esa es una enseñanza: debemos hechar nuestras responsabilidades, nuestro trabajo, nuestros proyectos en Jesús, es decir, encomendarnos a Él  y tener fe que nos irá bien en nuestras laborales terrenales y espirituales porque Él está conmigo. Con Cristo de nuestro lado DEBEN OCURRIR cosas en nuestra vida, se debe reflejar, porque “…Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?” (rom. 8;31), además Dios puede hacer grandes cosas con nosotros, para Él no es difícil, veamos el ejemplo de Jonatán,   dice 1 Samuel 14:6 “Dijo, pues, Jonatán a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos”.  Jehová podía hacer que un soldado de israel persiga a cientos o miles de filisteos, es famosa la historia de Gedeón con 300 israelitas contra el ejército de miles de los filisteos. ¿Por qué? Porque lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. Dios quiere que empieces a vivir en lo que es imposible para los hombres, que hayan señales y prodigios en tu vida. Aunque todos vean  algo con poca fe, tu debes verlo con HARTA fe.Por tanto, debemos tener la confianza de que con él nos irá bien, si hacemos lo correcto, si tenemos la medida de fe necesaria ¿Cómo nos podría ir mal? Nos puede ir mal en la vida por ser necio y por falta de fe, pero Dios nos ha dado la victoria (1 Corintios 15:57,  Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo), por tanto, Él quiere utilizar mi vida grandemente para hacer un impacto grande en la vida de quienes me rodean.

II Pedro al ver la maravillosa obra de Jesús quedó asombrado y con temblor de Su poder, porque tuvo mayor conocimiento de Jesús. ¿Tú lo tienes?

III  Hoy en día, especialmente la gente es muy negativa y se anda quejando por todo. Creen que no les irá bien a futuro o que no tendrán un sueldo tan alto como quisieran y por eso se frustan de antemano, por tanto, eso ocurre por falta de fe y por necedad, pero Dios no quiere que seamos así. Vivamos en victoria hoy, con mentalidad ganadora.

Comentarios Bíblicos:

Con qué alegría podemos ocuparnos de los deberes

de nuestra ocupación cuando hemos estado con Dios y, de ese modo, ¡santificamos el trabajo por la palabra y la oración! Aunque nada habían pescado, Cristo les dijo que volvieran a echar sus redes. No debemos dejar abruptamente nuestra ocupación, porque no tengamos en ella el éxito que deseamos. Probablemente nos vaya bien cuando sigamos la dirección de la palabra de Cristo. —La redada de peces fue un milagro.

Los pescadores abandonaron todo y siguieron a Jesús, cuando prosperó su trabajo. No hables como si dudaras, sino humildemente refiere la cuestión a Cristo. Estando salvados de la culpa y del poder de nuestros pecados, difundamos por todas partes la fama de Cristo y llevemos a otros a oírle y a ser sanados.

El Señor prepara gradualmente a su pueblo

para las pruebas asignadas a ellos; debemos imitar su ejemplo al tratar con los débiles en la fe o con

el creyente en tentación.

Simón Pedro se atemorizó con el milagro y su primer reacción fue reconocer su  pequeñez en comparación con la grandeza de este hombre.

Hay dos condiciones previas para seguir a Dios. Como Pedro, debemos reconocer nuestra naturaleza humana pecadora. Luego, como estos pescadores debemos reconocer  que no podemos salvarnos a nosotros mismos. Dios es el único que puede hacerlo. Si reconocemos que necesitamos ayuda y sabemos que Jesús es el único que nos puede ayudar, estaremos en condiciones de dejarlo todo y seguirle.

Observaron cómo Jesús estableció su autoridad en la sinagoga, curó enfermos y echó fuera demonios.

Ahora Jesús también establecía su autoridad en sus vidas; los halló en su medio y les ayudó en su trabajo. A partir de ahí, dejaron sus redes y permanecieron con Jesús. Para nosotros, seguir a Jesús es más que reconocerlo como Salvador. Significa dejar nuestro pasado y dedicar nuestro futuro a Él

La obediencia es el órgano del conocimiento espiritual

En esta historia encontramos lo que podríamos llamar una lista de condiciones para un milagro.

(i) El ojo que ve. No hay por qué creer que Jesús creó un banco de peces en aquella ocasión. En el Mar de Galilea había

bancos fenomenales que ponían el agua como si estuviera hirviendo en grandes extensiones. Lo más probable es que la aguda

vista de Jesús percibiera aquel banco de peces, y ahí estuvo el milagro. Necesitamos ojos que vean de veras. Mucha gente ha

visto salir vapor por la tapadera de la cafetera, pero fue a James Watt al que se le ocurrió ue se podía aplicar para hacer una

máquina de vapor. Mucha7anta ha visto caer una manzana; pero sólo a Newton le sugirió aquello la ley de la gravedad. La

Tierra está llena de milagros que esperan unos ojos que los vean.

(ii) El espíritu dispuesto a hacer un esfuerzo. Puesto que Jesús lo decía, Pedro estaba dispuesto a probar otra vez, aunque

estaba muy cansado. El desastre de muchas vidas es que se rinden antes del último esfuerzo que podría cambiar las cosas.

(iii) El espíritu dispuesto a probar lo que parece inútil. La noche, que era el tiempo de la pesca, había pasado. Todas las

circunstancias estaban en contra; pero Pedro dijo: « ¡Sean las circunstancias las que sean, si Tú lo dices estoy dispuesto a probar

otra vez!»

Muchas veces no hacemos nada porque nos parece que no es el tiempo oportuno. Pero, si esperamos a que las circunstancias sean ideales, jamás empezaremos nada: Si queremos un milagro, tenemos que fiarnos de la palabra de Jesús cuando nos dice que probemos lo imposible.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: