Posteado por: Administrador | 17 enero 2015

Reflexión sobre Lucas 1:26-38

Reflexión sobre lectura bíblica Lucas 1:26-38

Estos pasajes de la escritura nos enseñan la importancia de la voluntad de Dios activa (directriz), la cual se cumplirá si o si, nadie lo puede impedir, lo único que varía es el medio de gracia o causa secundaria.

Porque nada es imposible para Dios, dado que todo le pertenece a Él y usa todo medio y lo gobierna todo conforme a su Voluntad activa o permisiva.

Lo importante es entender que Dios es soberano sobre nuestra vida, incluso sobre nuestro pecado y lo quiere transformar o cambiar para Su Gloria, aunque exclusivamente para sus escogidos (romanos 8:28).

María respondió bien a la revelación y voluntad de Dios, dijo “he aquí tu sierva o esclava, hágase tu voluntad amo mío”. María era una buena causa secundaria con la cual Dios podía trabajar.

¿ESTÁS TU DISPUESTO(A) A HACER LA VOLUNTAD DE DIOS SIN IMPORTAR EL PRECIO?

¿O VAS A SEGUIR PONIENDO EXCUSAS?

San Lucas 14:33
Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.

¿A QUÉ AMO SIRVES?

IMG_4225.PNG

Anuncios
Posteado por: Administrador | 30 marzo 2014

Tiempo Devocional con Contexto, Lucas 5:1-11

TD_    29 Marzo 2014

Lucas  5:1- 11

Verso Clave: “Y respondiendo Simón, le dijo: Maestro, habiendo trabajado toda la noche, nada hemos tomado; mas en tu palabra echaré la red.”

Lectura del Pasaje:

La pesca milagrosa

(Mt. 4.18-22; Mr. 1.16-20)

5  Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Dios.

2 Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes.

3 Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud.

4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.

5 Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red.

6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.

7 Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.

8 Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.

9 Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él,

10 y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.

11 Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.

MEDITACIÓN

Este es un pasaje muy especial de la escritura, porque aquí es cuando los primeros discípulos de Jesús aceptan el llamado de Cristo.  Primero que nada, decir que eran  galileos, es decir, pertenecían a una clase social de baja educación y bajo nivel económico, ellos tenían un conocimiento y una formación limitada, quizás por otra parte del pueblo eran estigmatizados  y rechazados, como  ocurre en el clasismo.   Esto va en línea con  “1 Corintios 1:27

Reina-Valera 1960 (RVR1960) 27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte”, a Dios le gusta demostrar su poder  y remarcarlo  en quienes o en cosas  de tal manera que nadie pueda decir que fue por el mérito  o capacidades propias de una persona, así  se  ve mejor la gloria de Dios.

Aquí Jesús les desafía a luchar con perseverancia. Pedro y sus amigos estuvieron todo el día pescando y no lograron nada, ya estaban cansados y agotados, con sueño y sólo querían dormir. Pero Jesús los desafía a ir a pescar nuevamente y Pedro en la palabra de Jesús hecha su red y tiene una gran pesca. Esa es una enseñanza: debemos hechar nuestras responsabilidades, nuestro trabajo, nuestros proyectos en Jesús, es decir, encomendarnos a Él  y tener fe que nos irá bien en nuestras laborales terrenales y espirituales porque Él está conmigo. Con Cristo de nuestro lado DEBEN OCURRIR cosas en nuestra vida, se debe reflejar, porque “…Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?” (rom. 8;31), además Dios puede hacer grandes cosas con nosotros, para Él no es difícil, veamos el ejemplo de Jonatán,   dice 1 Samuel 14:6 “Dijo, pues, Jonatán a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos”.  Jehová podía hacer que un soldado de israel persiga a cientos o miles de filisteos, es famosa la historia de Gedeón con 300 israelitas contra el ejército de miles de los filisteos. ¿Por qué? Porque lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. Dios quiere que empieces a vivir en lo que es imposible para los hombres, que hayan señales y prodigios en tu vida. Aunque todos vean  algo con poca fe, tu debes verlo con HARTA fe.Por tanto, debemos tener la confianza de que con él nos irá bien, si hacemos lo correcto, si tenemos la medida de fe necesaria ¿Cómo nos podría ir mal? Nos puede ir mal en la vida por ser necio y por falta de fe, pero Dios nos ha dado la victoria (1 Corintios 15:57,  Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo), por tanto, Él quiere utilizar mi vida grandemente para hacer un impacto grande en la vida de quienes me rodean.

II Pedro al ver la maravillosa obra de Jesús quedó asombrado y con temblor de Su poder, porque tuvo mayor conocimiento de Jesús. ¿Tú lo tienes?

III  Hoy en día, especialmente la gente es muy negativa y se anda quejando por todo. Creen que no les irá bien a futuro o que no tendrán un sueldo tan alto como quisieran y por eso se frustan de antemano, por tanto, eso ocurre por falta de fe y por necedad, pero Dios no quiere que seamos así. Vivamos en victoria hoy, con mentalidad ganadora.

Comentarios Bíblicos:

Con qué alegría podemos ocuparnos de los deberes

de nuestra ocupación cuando hemos estado con Dios y, de ese modo, ¡santificamos el trabajo por la palabra y la oración! Aunque nada habían pescado, Cristo les dijo que volvieran a echar sus redes. No debemos dejar abruptamente nuestra ocupación, porque no tengamos en ella el éxito que deseamos. Probablemente nos vaya bien cuando sigamos la dirección de la palabra de Cristo. —La redada de peces fue un milagro.

Los pescadores abandonaron todo y siguieron a Jesús, cuando prosperó su trabajo. No hables como si dudaras, sino humildemente refiere la cuestión a Cristo. Estando salvados de la culpa y del poder de nuestros pecados, difundamos por todas partes la fama de Cristo y llevemos a otros a oírle y a ser sanados.

El Señor prepara gradualmente a su pueblo

para las pruebas asignadas a ellos; debemos imitar su ejemplo al tratar con los débiles en la fe o con

el creyente en tentación.

Simón Pedro se atemorizó con el milagro y su primer reacción fue reconocer su  pequeñez en comparación con la grandeza de este hombre.

Hay dos condiciones previas para seguir a Dios. Como Pedro, debemos reconocer nuestra naturaleza humana pecadora. Luego, como estos pescadores debemos reconocer  que no podemos salvarnos a nosotros mismos. Dios es el único que puede hacerlo. Si reconocemos que necesitamos ayuda y sabemos que Jesús es el único que nos puede ayudar, estaremos en condiciones de dejarlo todo y seguirle.

Observaron cómo Jesús estableció su autoridad en la sinagoga, curó enfermos y echó fuera demonios.

Ahora Jesús también establecía su autoridad en sus vidas; los halló en su medio y les ayudó en su trabajo. A partir de ahí, dejaron sus redes y permanecieron con Jesús. Para nosotros, seguir a Jesús es más que reconocerlo como Salvador. Significa dejar nuestro pasado y dedicar nuestro futuro a Él

La obediencia es el órgano del conocimiento espiritual

En esta historia encontramos lo que podríamos llamar una lista de condiciones para un milagro.

(i) El ojo que ve. No hay por qué creer que Jesús creó un banco de peces en aquella ocasión. En el Mar de Galilea había

bancos fenomenales que ponían el agua como si estuviera hirviendo en grandes extensiones. Lo más probable es que la aguda

vista de Jesús percibiera aquel banco de peces, y ahí estuvo el milagro. Necesitamos ojos que vean de veras. Mucha gente ha

visto salir vapor por la tapadera de la cafetera, pero fue a James Watt al que se le ocurrió ue se podía aplicar para hacer una

máquina de vapor. Mucha7anta ha visto caer una manzana; pero sólo a Newton le sugirió aquello la ley de la gravedad. La

Tierra está llena de milagros que esperan unos ojos que los vean.

(ii) El espíritu dispuesto a hacer un esfuerzo. Puesto que Jesús lo decía, Pedro estaba dispuesto a probar otra vez, aunque

estaba muy cansado. El desastre de muchas vidas es que se rinden antes del último esfuerzo que podría cambiar las cosas.

(iii) El espíritu dispuesto a probar lo que parece inútil. La noche, que era el tiempo de la pesca, había pasado. Todas las

circunstancias estaban en contra; pero Pedro dijo: « ¡Sean las circunstancias las que sean, si Tú lo dices estoy dispuesto a probar

otra vez!»

Muchas veces no hacemos nada porque nos parece que no es el tiempo oportuno. Pero, si esperamos a que las circunstancias sean ideales, jamás empezaremos nada: Si queremos un milagro, tenemos que fiarnos de la palabra de Jesús cuando nos dice que probemos lo imposible.

 

Por Marcos Antonio ( mbdorner@gmail.com )

Bendito sea Dios que ilumina nuestro camino hacia Su voluntad. Hoy vamos a reflexionar sobre un pasaje, el cual dice:

38 “En su viaje hacia Jerusalén, Jesús y sus discípulos pasaron por un pueblo. Allí, una mujer llamada Marta recibió a Jesús en su casa. 39 En la casa también estaba María, que era hermana de Marta. María se sentó junto a Jesús para escuchar atentamente lo que él decía. 40 Marta, en cambio, estaba ocupada en preparar la comida y en los quehaceres de la casa. Por eso, se acercó a Jesús y le dijo:  —Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola, haciendo todo el trabajo de la casa? Dile que me ayude. 41-42 Pero Jesús le contestó:  —Marta, Marta, ¿por qué te preocupas por tantas cosas? Hay algo más importante. María lo ha elegido, y nadie se lo va a quitar.”

Desafortunadamente es    muy fácil preocuparse por    muchas cosas como Marta y  dejar de lado los MÁS  importante. Sin duda era  importante que Marta se  preocupe por las cosas de la  casa, pero más importante era  estar con Jesús y aprender de  Su palabra. María tenía un  corazón muy entregado a  Dios, había puesto a Dios en  primer lugar. María estaba  alimentándose del verdadero  “pan” del cielo, que era Jesús.  El salvador nació en Belén,  que significa “Casa de pan”, de  ahí vino la abundancia de  provisión de Dios, en el  Mesías.

Pero lamentablemente, aunque la gravedad de la tierra es 9,78 m/s² para muchos es más que eso y los lleva a preocuparse de las cosas terrenales en primer lugar, despojando el lugar sagrado de Dios. Al hacer esto, “nos hemos creado un ídolo ante el Señor”. Si tu trabajo, tu estudio o cualquier otra actividad no te da tiempo para buscar a Dios en PRIMER lugar cada día, para leer y meditar en Su palabra, para estar en Su presencia…… estás ocupado(a) en muchas cosas importantes pero desechando la más importante: La presencia de Dios y Su palabra.

Actuar así es como en otra parábola (Mateo 13:22) tener la semilla que creció junto a espinos, dado que el afán de estos tiempos y el deleite en las riquezas, nos desvían de Dios. Dios no nos creó para que trabajemos o estudiemos, eso fue una tarea extra al plan y este es que seamos para la alabanza de Su gloria, para que le adoremos (le sirvamos).

En otra historia del evangelio, esa misma María estaba con Jesús y los discípulos y ella derramó un frasco lleno de perfume al Señor. Lo normal en ese tiempo era que al tener un invitado de honor, se derrame gotas de perfume, pero ella lo dio todo. El valor del frasco total era más que un sueldo anual de un jornal y  los discípulos se escandalizaron porque ese frasco se pudo vender y dar el dinero a los pobres. Pero Dios quiere que derrames toda TU vida a Él, no gotas, no un poco, no a medias. TODO.

Estás hecho a la  imagen  del Dios  victorioso y  todopoderoso, ¡Refleja  lo bello de quien estás  creado! Hoy es el día  para servir a Dios, no  mañana, porque en este  segundo tu corazón late  gracias a Dios y nadie  sabe si seguirá latiendo,  sólo Dios. Él nos ha  dado todo lo que tenemos y somos, ¿Cómo no le daremos toda nuestra vida a Él? Puede que por falta de sabiduría nos hemos llenado de tareas y responsabilidades y eso no nos permite tener un “Encuentro” con Dios diario, por eso es importante pedir a Dios sabiduría y buscarla, para administrar bien nuestra vida y nuestro tiempo.

Un llamado a la entrega total

6 »Esos son los mandatos, los decretos y las ordenanzas que el Señor tu Dios me encargó que te enseñara. Obedécelos cuando llegues a la tierra donde estás a punto de entrar y que vas a poseer. Tú, tus hijos y tus nietos teman al Señor su Dios durante toda la vida. Si obedeces todos los decretos y los mandatos del Señor, disfrutarás de una larga vida. Escucha con atención, pueblo de Israel, y asegúrate de obedecer. Entonces todo te saldrá bien, y tendrás muchos hijos en la tierra donde fluyen la leche y la miel, tal como el Señor, Dios de tus antepasados, te lo prometió.

»¡Escucha, Israel! El Señor es nuestro Dios, solamente el Señor.[a] Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Debes comprometerte con todo tu ser a cumplir cada uno de estos mandatos que hoy te entrego. Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalos a tus manos y llévalos sobre la frente como un recordatorio. Escríbelos en los marcos de la entrada de tu casa y sobre las puertas de la ciudad. 12 ten cuidado de no olvidarte del Señor, quien te rescató de la esclavitud de Egipto. 13 Teme al Señor tu Dios y sírvele a él.  Deuteronomio 6:1-9, 12-13a

Como dijo un ministro de Los Navegantes:  “Lo más importante es que lo más importante siempre sea lo más importante”….  tu decides como termina esta historia………

Posteado por: Administrador | 13 noviembre 2013

¡Supera los fracasos del pasado y conquista la victoria del futuro!

Por Marcos Antonio Barrientos, marcosuach@gmail.com

Bendito sea el Dios del cielo que nos guía por el buen camino, “lámpara es a mis pies Tu palabra”.  Hoy vamos a conversar sobre la importancia de superar y olvidar los errores  del pasado, para conquistar las victorias del futuro.

Dios nos ha creado, hoy nuestro corazón late gracias a Él, pero a veces ni siquiera tenemos tiempo para Él. Al no poner a Dios en primer lugar de nuestras vidas estamos poniendo a otras cosas o actividades en el lugar de Dios y eso se puede catalogar como un impedimento para servir a Dios y seguirlo.

Como dice un dicho, “cada persona es como un universo único”. Uno no está en los zapatos de otra persona, no sabe lo que ha vivido y por eso a veces no podemos comprender el sufrimiento ajeno. Sin duda, todos nosotros en la vida hemos sufrido y en cierta medida el sufrimiento es necesario porque “ablanda” nuestro corazón antes Dios.

 

Tus errores del pasado o aquellos fracasos que te han causado dolor a veces son fantasmas que visitan nuestra mente y quieren recordarnos nuestras falencias y lo malo de nosotros. Muchas veces no buscamos la fortaleza de Dios y estamos “vagando en el desierto” porque todavía no aprendemos a confiar en Dios al nivel  necesario. Si es que hemos sufrido traumas o problemas emocionales y no los hemos superado, éstos se convierten en murallas para alcanzar la bendición de Dios, por tanto, el primer paso es conocer a Dios y su poder, dado que al hacerlo, sabremos que “Si Dios es con nosotros, ¿Quién contra nosotros?”, “Jesús es la victoria y Él nos ha dado la victoria, con Él somos vencedores”. Recalco, ¡Dios nos ha dado la victoria en nuestra vida! Pero, ¿Por qué todavía vives en derrota?

Es porque estás luchando con tus fuerzas y no buscas luchar con las fuerzas del Dios del cielo. Jonathan, hijo del Rey Saúl, dijo a su ayudador de guerra: “Pasemos al campamento de estos incircuncisos y ataquemos, porque a Dios no es difícil salvar con muchos o con pocos”. Luego de hacerlo, mataron algunos enemigos y al ver el ejército de Israel  el alboroto de los filisteos, se animaron a pelear y tuvieron Victoria. Dios nos ha dado la victoria, pero a veces no tenemos la medida de fe necesaria para alcanzar o hacerla nuestra.

Esto que digo parece muy fácil y básico, pero si es que lo es, preguntemos esto:  ¿Has vencido a todos tus enemigos?  Me refiero a nuestros enemigos sea en nuestro cuerpo o mente (malos hábitos, malos pensamientos) o algo que nos impida vivir en victoria. Si es que hay una espina que amarga tu ánimo, es tiempo de tener FE, de que Dios hará la obra!

Hoy es el día de la victoria y salvación para tu vida! Dios nos llama a conocerle y servirle, Él te quiere dar la victoria para que vivas una vida plena en Él, Él es todo!

Por tanto, toma la mano de Jesús y empieza a caminar por el camino de la victoria en Él y di: “Él es mi victoria y esa montaña (un gran problema o enemigo) ya es destruida por el poder de Dios y desde ahora viviré en victoria gracias a Él”.  Sin duda para Dios fue más fácil sacar al pueblo de Israel de Egipto que sacar el Egipto que estaba dentro de ellos y por eso fracasaron al comienzo. Si creemos que Jesús es el Señor y que murió en la cruz por nosotros, si lo confesamos, somos salvos. Pero eso luego se DEBE reflejar en seguirlo, es decir, en querer vivir una vida para agradar a Dios buscando cumplir los mandamientos de Dios. Hay gente que cree en Jesús pero no le sigue…. ¿Tu sigues a Jesús buscando agradarle, cumpliendo sus mandamientos?

“Dios quiere sacar el Egipto que está en nosotros”. Tu decides si quieres vivir en Su Victoria!

“Yo soy el Señor su Dios —les dije—. Sigan mis decretos, presten atención a mis ordenanzas  y mantengan santos mis días de descanso, porque son una señal para recordarles que yo soy el Señor su Dios”.  Ezequiel 20:18-20

Hoy, Hoy es el día:   “Les daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de ustedes. Les quitaré ese terco corazón de piedra y les daré un corazón tierno y receptivo. Pondré mi Espíritu en ustedes para que sigan mis decretos y se aseguren de obedecer mis ordenanzas.  ”Vivirán en Israel, la tierra que hace mucho tiempo di a sus antepasados. Ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios. Ezequiel 36:26-28

El creador de Los Simpson, Matt Groening, ha criticado al cristianismo porque dice que es imposible de seguir. Pero lo que es imposible para los hombres es posible para Dios, con el Espíritu Santo, Dios nos capacita. ¡Es hoy, no mañana!

1 sam 14 “6 Dijo, pues, Jonatán a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos. 7 Y su paje de armas le respondió: Haz todo lo que tienes en tu corazón; ve, pues aquí estoy contigo a tu voluntad.” Sin duda todos tenemos un propósito especial en esta vida que nos ha dado Dios (además de hacer su voluntad), creo que este es un buen pensamiento, “Para Dios no es difícil salvar con muchos o con pocos”, Dios es la victoria, ¿si Dios es con nosotros, quién contra nosotros? ¿Quién será contra ti? Podemos tener una gran victoria en nuestra vida y en todo lo que hagamos, pero es necesario tener una alta medida de fe y confianza en Dios. !
El fracaso viene por la falta de confianza en Dios. Dios debe ser todo en nuestra vida.  En números 13 el pueblo tenía el desafío de luchar contra los “gigantes” hijos de Anac y desmayaron y fracasaron y por su incredulidad Dios los castigó con 40 años en el desierto y no podrían entrar a la tierra prometida. Por tanto, si tenemos una poca medida de fe y confianza en Dios para con nosotros, vamos a fracasar en nuestro propósito/ministerio.
  No somos nosotros quien da la victoria, es Dios.  Muchos no pueden aplicar esta verdad a su vida porque tienen un poco nivel de fe y porque quizás buscan poco a Dios y por tanto tienen poca revelación de Dios y muy poca presencia de Él.
 Dice proverbios que el hombre alista el caballo para la guerra, pero Dios de antes decidió la victoria para un bando. Nuestro Dios es muy grande y todopoderoso y podría ponernos en un lugar “muy alto” en la sociedad para alumbrar más y que la nación se salve, Dios podría hacer cosas maravillosas para que este pueblo conozca a Dios, pero si tienes poca fe y no buscas a Dios, si todavía tienes los ojos puestos en las cosas de “este mundo”, sólo llegarás a la amargura del fracaso.
  ¿Vas a luchar en la guerra espiritual para tomar la victoria que Dios quiere darte? ¿Acompañarás a Jonatán en la batalla?

   Para las personas en que Dios es lo más importante en sus vidas, estas le siguen y han entregado su vida a Él, por tanto, son hijos y siervos de Dios. En este proceso, Jesús nos ha dado la salvación al aceptarlo  por fe (y por consecuencia, debemos vivir en sus mandamientos) y ha transformado nuestra vida y liberado del yugo del pecado.

Sin embargo, al seguir a Jesús hemos decido que se haga Su voluntad en nuestra vida y hay muchas áreas de nosotros que no agradan a Dios y a veces nuestro corazón es malo y no nos permite vivir la plenitud de lo que Dios quiere hacer con nosotros.

Por tanto como dice la parábola del alfarero (Jeremías 18:1-4), Dios nos ha creado como el alfarero, pero si ve que todavía no somos quien él quiere que seamos, nos tomará y nos romperá para luego crear otra figura de barro de nosotros, es decir, un cristiano renovado, más comprometido con Dios, perfeccionado. Cabe recordar que Dios nos prueba como se hace con el oro. Y el oro se funde a cientos de grados Celsius para que se haga líquido y se salgan sus impurezas.

Por tanto, si todavía no somos lo que Dios quiere que seamos, como nos ama, nos hará pasar por el desierto espiritual (tribulación, sufrimiento, desánimo, problemas inesperados, pérdida de nuestra zona de confort, fracaso) para que quebrantarnos y para que le busquemos más y el sufrimiento nos permitirá re-evaluar nuestra vida, dado que en el sufrimiento buscamos más de Dios, ahí nos damos cuenta que Él es quien puede cambiarlo todo y ahí es cuando somos humildes y le buscamos y Él nos ayuda.

 Moisés tuvo la visión de liberar al pueblo de Dios de Egipto y lo hizo en sus fuerzas matando a un egipcio pero lo supo faraón y tuvo que huir del país porque lo querían matar, por tanto fracasó. Pasó 40 años en el desierto de madían pastoreando ovejas y cuidando el ganado. Quizás frustrado porque no podía liberar al pueblo y no podía hacer nada dado que estaba en el desierto.

Pero en ese desierto es se descubrió consigo mismo, que él es un siervo de Dios y que ama a Dios y su búsqueda de Dios debió ser lo principal, Él fue su consolación y fortaleza para sobrevivir en ese desierto. Y así un día tuvo una revelación de Dios en una zarza ardiendo (pastizal que no se consumía) y Dios le habló con la orden de liberar al pueblo, pero esta vez con el PODER DE DIOS, no con el poder de Moisés y luego él lo hizo. Pero tuvo que estar en el desierto para lograrlo.

He aquí lo que nos dice la palabra de DIOS para nuestra vida:

25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré.

26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.

28 Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios.

29 Y os guardaré de todas vuestras inmundicias; y llamaré al trigo, y lo multiplicaré, y no os daré hambre.

30 Multiplicaré asimismo el fruto de los árboles, y el fruto de los campos, para que nunca más recibáis oprobio de hambre entre las naciones.

31 Y os acordaréis de vuestros malos caminos, y de vuestras obras que no fueron buenas; y os avergonzaréis de vosotros mismos por vuestras iniquidades y por vuestras abominaciones.

Si crees que no estás sirviendo a Dios como ÉL te lo exige,

Te invito a orar a DIOS y a pedirle que te de un nuevo corazón y un nuevo espíritu para ser la persona que Él quiere tu seas, que tengas el corazón que Él quiere, para que vivas de acuerdo a su voluntad, para que saques los ídolos que te contaminan (ejemplos: lujuria, fornicación, borracheras, mentiras, ira, depresión, ídolos en donde no pones a Dios en el primer lugar de tu vida, entre otros).

En un periodo de crisis personal (desierto), hice esta oración y Dios me cambió totalmente y ahora estoy en mi mejor momento espiritual de mi vida. Dios hizo el cambio maravillosamente.

Por,

Marcos Antonio Barrientos Dörner, MBdorner@gmail.com

Posteado por: Administrador | 17 febrero 2013

Si hoy murieras, ¿valió la pena tu vida?

Si hoy fuera tu último día, ¿Valdría la pena tu vida?

Esta foto fue portada del New York Post y muestra a Ki Suk Han momentos antes de morir tras ser lanzada al metro de Nueva York por un vagabundo. Mañana mismo podríamos morir… pero… ¿CUál es el sentido de vivir? ¿Vivir por vivir? ¿Por qué vives? ¿Por qué haces lo que haces?

NYC

Unos dicen que el sentido de la vida es ser feliz y “pasarlo bien”. Pero esta es una profunda pregunta como preguntarnos por qué existimos…. ¿Qué era de nosotros antes de nacer? ¿Donde está el inicio de todo?

Aunque todavía no puedo entender como la gente dice que se creó todo en el “big bang”.. pero ¿Qué había antes del big bang? ¿Cómo se formaron las condiciones para el big bang?

Sin duda el conocer la existencia de Dios es una experiencia personal, pero en Él podemos encontrar la respuesta para el sentido de nuestra vida, dado que Él nos creó para la alabanza de su gloria, para vivamos con Él y podamos conocerlo más progresivamente.

Si eres humilde… creo que es bueno empezar a mirar arriba e intentar conocer más de Dios y su palabra…… dado que no sabemos si mañana estaremos vivos…………………….

Si eres humilde y tienes disposición para aprender, sigue aquí http://www.jesucristo2020.com/video.html

Posteado por: Administrador | 18 mayo 2011

Viviendo para ti

TD_ 1 SAM. 29:1-11

VERSO_ “6 Y Aquis llamó a David y le dijo: Vive Jehová, que tú has sido recto, y que me ha parecido bien tu salida y tu entrada en el campamento conmigo, y que ninguna cosa mala he hallado en ti desde el día que viniste a mí hasta hoy; mas a los ojos de los príncipes no agradas.”

Lo que Dios me dice: El Señor me dice que mi vida debe ser como la de David. David era un amigo de Dios y por eso tenía comunión diario con Dios, estaba en la presencia de Dios y se gozaba de estar con ÉL, sin duda cuando estamos en la presencia de Dios, es en el mejor lugar que podemos estar.

Tal adoración es lo que quiere Dios, pero la manera de reflejarla al mundo es teniendo un testimonio intachable, que no vean nada mala en nosotros, al contrario, vean puras cosas buenas, que seamos esforzados, que seamos un ejemplo y que vean que Dios está conmigo. Creo que si llegáramos a tener tal comunión con Dios, sabríamos que a Él debemos darle lo mejor y por tanto a nuestro prójimo igual.

Me gusta lo que dice el rey filisteo: “dice Vive Jehová, que que tu has sido recto” y “yo sé que eres bueno anti mí como un ángel de Dios”. Cabe destacar que segutamente como todos los filisteos, eran pagano, pero David le demuestra como un siervo y sacerdote de Dios se comporta y su testimonio impactó la vida del rey filisteo Aquis.

Debo cambiar muchas cosas en mi vida, la responsabilidad es un gran reto para tener un buen testimonio, quizás nos olvidamos que debes hacer todo para la gloria de Dios, Col 3:23.

Aplicación: Debo mejorar las cosas que están mal en mi vida para tener un buen testimonio y glorioso como David. 2 Debo tener una potente vida de adoración a Dios y debo ser amigo de Dios.

Posteado por: Administrador | 18 marzo 2011

Tiempo devocional 18 marzo, Luchando versus Gigantes

Todo lo que leí: 1 Samuel 17:37

Verso favorito: “37 Añadió David: Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo. Y dijo Saúl a David: Ve, y Jehová esté contigo.”

 

Lo que Dios me dice:

El Señor me dice sobre la importancia de que Él esté con una persona, en todo momento y a valorar que Dios esté conmigo considerando mi vida. Saúl había sido elegido por Dios, pero él se apartó de Dios y por eso Dios no estaba con él. Saúl era de la tribu de benjamín, una tribu de guerreros fieros, los más destacados, pero Dios no estaba con él, no se arrepintió como debía; por eso sufre con ese espíritu malo de parte de Dios, para que se arrepintiera y aún ni ahí lo hizo.

 

En mi vida, debo valorar que Dios esté conmigo, que al ver a Goliat blasfemando y mostrandome que es más fuerte que yo y que en mis fuerzas es imposible, debo ser como David que confió en Dios y que aunque no era de la tribu de Benjamín, como Dios estaba con él, no hay gigante que pueda con una persona que Dios esté con él.

Entonces en mi vida espiritual, en mis luchas contra los gigantes, en la dificultad del evangelismo y de la universidad, en el trabajo, debo confiar que Dios me dará la victoria, Él me ayudará a derrotar a esos gigantes, especialmente la universidad, con 2 años sin ganar a alguien, esa dificultad que a veces me amarga y me refrega en mi cara mis fracasos, debo reprenderlos en el nombre de Jesús y proclamar, como David, que Él está conmigo y me dará la victoria. Amén Señor, creo y a ese gigante lo declaro derrotado por fe, en tu nombre y en tus fuerzas Señor, amén.

Mientras no peque con Él y se crédulo en su victoria por fe, tendré mi victoria.

Además debo valorar a Dios que Él es TODOPODEROSO y ÉL está conmigo, que grande, ¿Cómo acaso no tendré la victoria? Debo proclamarlo por y seguir haciendo mi lista de oración. EL MÁS TODOPODEROSO ESTÁ CONMIGO Y ÉL ME DARÁ LA VICTORIA, GRACIAS SEÑOR.

 

APLICACIÓN: 1DEBO CREER QUE SI DIOS ESTÁ CONMIGO, DERROTARÉ A MIS GIGANTES Y ESTE AÑO TENDRÉ FRUTO EN LA UNIVERSIDAD. 2 DEBO VALORAR EL PODER DE DIOS. 3 NO DEBO DESANIMARME, AMÉN.

Posteado por: Administrador | 17 octubre 2010

¿Estás seguro que vas al cielo?

Durante muchas veces les he preguntado a las personas lo siguiente: Si hoy murieras y fueras ante Dios y te dijera: ¿Marcelo (tu nombre) por qué te tengo que dejar entrar al cielo? Muchos dicen porque han hecho buenas obras y son buenas personas. Otros dicen porque creo en Dios. ¿Pero cuál es la respuesta correcta?

En su palabra nos dice que “8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.” (Efesios 2:8-9), entonces si alguien piensa que por hacer buenas obras y ser buena persona, desgraciadamente no se puede ir al cielo. Incluso la palabra de Dios nos cuenta nuestra realidad: “23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,” (romanos 3:23) y por el pecado estamos destituidos de la gloria de Dios y de su presencia, además como retribución del pecado que cometieron Adán y Eva y que heredamos nosotros en nuestra naturaleza pecaminosa, tenemos que morir: “Porque la paga del pecado es muerte…” (Romanos 6:23a).

Asimismo, después de la muerte viene un juicio (Hebreos 9;27). Pero, ¿Cuál es la respuesta de Dios ante el problema del pecado que tenemos? La respuesta está en: “16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (Juan 3:16) y “8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5:8). Dios te ama mucho y quiere que el pecado que te separa de Él, sea perdonado por Su Gracia, por enviar a Jesús, su hijo amado, a morir por nuestros pecados y recibir el castigo que merecíamos, sin que nosotros hayamos hecho una buena obra para merecerlo, sino por Su Gran y Perfecto amor. Porque Dios es amor.

¿Pero que pasos son necesarios para tener vida eterna? Hay que: “12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;” (Juan 1:12) y esto con el tiempo se comprueba con: “3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3). Entonces para tener vida eterna debes creer en Jesús que murió en la cruz por tus pecados y recibir a Jesús en tu corazón como Señor y Salvador de tu vida, para que tus pecados sean perdonados y tu relación con Dios sea restaurada, así tendrás vida eterna en abundancia: “24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida” (Juan 5:24) y esto demostraría que tienes a Jesús en tu vida y como prueba de la seguridad de la salvación: “11 Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. 12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida” (1 Juan 5:11-12).

Entonces como resultado de creer en Jesús y recibirle en tu corazón habrás nacido de nuevo por el Espíritu Santo y por voluntad de Dios y tendrás un nuevo hombre interior que te fortalecerá en vivir en santidad y en los mandamientos de Dios, entonces como autoanálisis: ¿Tienes a Jesús en tu corazón, en tu vida como Señor y Salvador, tienes al Hijo? ¿Has nacido de nuevo, vives en el Espíritu y en sus mandamientos? ¿Murió el antiguo Marcelo (a), eres una nueva criatura? Preguntas necesarias para saber si vamos al cielo o no. Si quieres contactarme y conversar sobre Dios, escríbeme a mi email: anunciandosalvacion1@gmail.com

Yo hace 5 años creí y recibí a Jesús como mi Señor y Salvador, era católico y ahora soy evangélico. Dios te bendiga y te de paz. Si quieres leer mi testimonio, haz click aquí.

Older Posts »

Categorías